Contacta con nosotros por mail | info@clinicadasha.es

Cómo evitar el efecto rebote

Abr
19

Cómo evitar el efecto rebote

Es odiado y complejo lo complicado que puede llegar a ser bajar de peso y lo fácil que es subir de nuevo.

Evidentemente, a mayor edad más difícil es bajar de peso, ya que el metabolismo cambia, aumenta la grasa corporal y decrece la masa celular activa. Además la formación de nuevo tejido muscular es más lenta, ya que el cuerpo no tiene tanta testosterona, hormona que estimula al organismo para convertir las proteínas en músculos. Por ello hay que saber hacer dietas, para que todo el esfuerzo no haya sido en vano.

¿Quiénes son los más propensos al efecto rebote?

  • Personas que han sufrido un aumento de peso rápido e inesperado.
  • Quienes fueron niños gorditos antes de los 6 años.
  • Personas que basan sus dietas en algún alimento determinado.
  • Quienes sigan dietas hipocalóricas muy estrictas, son aquellas con las que se consumen menos de 1200 calorías al día.
  • Personas con vidas sedentarias.

¿Qué es lo que hay que hacer para evitar el efecto rebote?

Lo fundamental es que hagas una dieta de mantenimiento, lo que significa comer de forma sana, equilibrada y balanceada entre 4 y 5 días a la semana. En caso de que no realices una dieta de mantenimiento existe un 80% de posibilidades de aumentar de peso.

Tu pérdida de peso debe de ser graduada, aquellas personas que pierden peso rápidamente tienen más probabilidad de recibir el efecto rebote. También debes de tener una vida activa, ya que el sedentarismo no favorece a mantener un cuerpo sano, por lo que realiza deporte al menos 3 o 4 veces a la semana.

A fin de cuentas, el truco es en tener buenos hábitos, comer bien y hacer actividad física, con ello mantendrás y conseguirás el cuerpo que tú deseas de la manera más efectiva y saludable.

Por último no pases hambre, si tu cuerpo no come lo necesario crea un mecanismo de defensa que consiste en preservar las reservas de grasas y quemar músculo. Por lo que tu cuerpo retiene más grasa y se pierde músculo. En cambio comer con frecuencia activa el metabolismo y hace que éste gaste más calorías a lo largo del día.

Esperamos que con la ayuda de esta información no aparezca el efecto rebote jamás.

Fuentes

  • Alto nivel
  • En buenas manos

About the Author:

También te puede interesar:

Sorry, the comment form is closed at this time.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies