Contacta con nosotros por mail | info@clinicadasha.es

Huesos fuertes, ¿cómo conseguirlo?

Jul
09

Huesos fuertes, ¿cómo conseguirlo?

La calidad de los huesos depende generalmente de los primeros años de desarrollo, concretamente hasta los 20 años aproximadamente, que es cuando el hueso alcanza su pico máximo de densidad y es más fuerte.

Durante edades tempranas, y posteriormente en la adolescencia y en la juventud los huesos van adquiriendo esa fortaleza que será clave más adelante. Este hecho adquiere mayor relevancia para las mujeres, ya que en el momento que llegan a la menopausia, dejan de tener los efectos de las hormonas que ofrecen un carácter protector al esqueleto femenino.

mujeres huesos sanos

Un hueso basa su fortaleza en su densidad, es decir cuanto más denso sea, más fuerte y menos probabilidad de lesión existirá. Para conseguir un buen nivel de densidad o de masa ósea, se requiere de la actuación de distintos factores como por ejemplo: una dieta equilibrada y rica sobretodo en calcio, vitamina D y proteínas así como de la práctica de ejercicio de manera rutinaria.

huesos fuertes mujeres

Esto es especialmente importante, en mujeres, sobre todo entre los 8-16 años. Existen diversos estudios que certifican que las chicas adolescentes activas aumentan en un 40% su masa ósea respecto a aquellas que son sedentarias. Además el tejido óseo acumulado en chicas entre 11-13 años es equivalente a la disminución que aparece durante los 30 años que siguen a la época de la menopausia. Estos son datos que evidencian que una vida activa ya desde niñas es indispensable para llegar a la edad adulta y a la madurez con garantías y una buena calidad de vida.

niñas activas

Es evidente que cada franja de edad tendrá recomendaciones de ejercicios distintas pero se trata de adaptarse y conseguir con ello que los beneficios sean los máximos. En edades tempranas el ejercicio ayuda a desarrollar los huesos y hacerlos más fuertes. En los adultos el objetivo es preservar los huesos en un estado adecuado mientras que en la madurez el objetivo es dar soporte a esos huesos así como mejorar el equilibrio y fortalecer los músculos.
Por ello se recomiendan actividades que se denominan “de impacto” (correr) o de “carga” (pesas) para que el hueso reciba un estímulo que le permita seguir desarrollándose.

huesos fuertes

En los niños correr es una actividad fácil de llevar a cabo ya que sus juegos suelen incluir la carrera. La recomendación es como mínimo de 40’ al día. La carrera no sólo interviene directamente en la formación del hueso sino que también aumenta la fuerza de los músculos. Seguir una rutina combinada con otro tipo de actividades como por ejemplo baile, fútbol u otros deportes de equipo permitirá un desarrollo global aún más completo.

Pasada la adolescencia y hasta la pre menopausia, la actividad no tiene como único objetivo la mejora en la densidad ósea sino que de lo que también se trata es de mantenerla en niveles correctos y adecuados. Las recomendaciones serian ejercitarse entre 30-40’ 3-4 días/semana combinando ejercicio aeróbico como correr con estiramientos. Las mujeres que consiguen seguir esta periodicidad tienen una menor probabilidad de sufrir fracturas de cadera y así queda reflejado en un estudio donde se menciona que aquellas mujeres que permanecen más de 9h/día sentadas tienen una mayor probabilidad, hasta un 50% más, de sufrir fracturas de cadera que aquellas que permanecen sentadas menos de 6h.

mujer sentada

Cuando se llega a la menopausia las hormonas dejan de ofrecer su efecto protector al cuerpo femenino por lo que se ve aumentada la posibilidad de lesión. Tener unos huesos previamente sanos es un seguro frente a las fracturas, pero quién además tiene unos músculos fuertes tendrá menos riesgo de caída y por tanto de lesión ósea directa. Es por ello que en esta edad la recomendación sería la de andar rápido si antes no se ha corrido y si se corría mantener ese tipo de ejercicio pero adecuándolo a las condiciones de ese momento. Hay que evitar terrenos inestables, ya que es más fácil que se pueda producir un traspié y la consecuente caída.

recomendado andar

La adaptación a las condiciones y el estado de salud es básico para obtener resultados positivos. De hecho varios científicos valoraron a mujeres mayores de 80 años que seguían programas hechos a medida. Los resultados fueron claros: existe una reducción de hasta el 20% en posibles caídas lo cual está directamente relacionado con lesiones óseas.

En conclusión,  es importante a lo largo de la vida mantener una regularidad, ya que cualquier ejercicio, como el footing, ayudará a tener una mejor calidad de vida  siempre y cuando no esté contraindicado, es decir, que se esté realizando mal el ejercicio.

Fuente: www.cambiadevidaponteacorrer.com

About the Author:

También te puede interesar:

Sorry, the comment form is closed at this time.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies