Rinoplastia

  • Financiación a tu medida, hasta 60 meses.
  • Nuestros cirujanos pertenecen a la Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (SECPRE)
  • Con la garantía de los laboratorios Allergan

Rinoplastia

Razones por las que realizarse una rinoplastia

La operación de nariz o rinoplastia es la solución ideal para:

  • Personas que desean mejorar la forma, largura o ángulo de la nariz.
  • Personas con complejos por el tamaño de su nariz.
  • Personas que tienen problemas respiratorios.
  • Para corregir una desviación de tabique.
  • Personas con los orificios nasales muy grandes.
  • Como cirugía tras un traumatismo.
  • Personas que no se sienten seguras de si mismas.

Beneficios de la rinoplastia

  • Proporciona un aspecto más armónico al rostro.
  • Aumenta la autoestima del paciente.
  • Se consigue el tamaño y la forma de la nariz deseada con lo que la persona se siente más atractiva y con un rostro más proporcionado.
  • Aporta seguridad y felicidad eliminando complejos e inseguridades.
  • Mejorará la calidad de vida del paciente ya que corrige problemas respiratorios y problemas de salud ocasionados por la nariz.

En Clínica Dasha ofrecemos:

  • Financiación a tu medida, hasta 60 meses.
  • Nuestros cirujanos pertenecen a la Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (SECPRE).
  • Con la garantía de los laboratorios Allergan.

La rinoplastia es una de las cirugías más populares alrededor del mundo. Esta cirugía modifica la forma y el tamaño de la nariz y es uno de los procedimientos quirúrgicos más frecuentemente realizados en cirugía plástica.

Con la rinoplastia se puede disminuir o aumentar el tamaño de la nariz, cambiar la forma de la punta o del dorso, estrechar los orificios nasales o cambiar el ángulo entre la nariz y el labio superior. También corrige los problemas congénitos, los traumatismos y algunos problemas respiratorios.

La rinoplastia es una de las operaciones más satisfactorias para los pacientes ya que la belleza del rostro proporciona a las personas seguridad y autoestima, por lo que cualquier mejora nos ayuda a sentirnos mejor y a tener una vida plena.

¿Qué es la rinoplastia?

La rinoplastia es un procedimiento quirúrgico generalmente utilizado para mejorar el aspecto de la nariz. Esta operación también se realiza para arreglar problemas nasales, como por ejemplo, problemas respiratorios.

Con la rinoplastia se cambia la forma y el tamaño de la nariz consiguiendo el aspecto deseado por el cliente, pero siempre proporcionando un resultado natural al paciente, teniendo en cuenta que en el resultado final haya una armonía del rostro.

Además de ser una cirugía para mejorar el aspecto físico, también se utiliza para solucionar problemas de salud ocasionados por la nariz, como problemas respiratorios, corrección de una desviación del tabique nasal, reconstrucción del rostro tras haber sufrido un accidente etc.

Debido a que cada persona tiene unas necesidades especificas y unas características particulares, no existe un tipo general de rinoplastia. Se estudia cada paciente y caso detenidamente y se da una solución personalizada.

Preoperatorio de la rinoplastia

Como en cualquier operación, antes de someterse a una operación de rinoplastia hay que realizarse unas pruebas donde el médico realizará la exploración necesaria comprobando el estado de salud del paciente.

En la primera visita, el especialista estudiará la forma, el tamaño, la estructura de la nariz y el tipo de piel del paciente. Teniendo en cuenta todos los aspectos estudiados, se asesora al paciente de acuerdo también a los rasgos faciales, para que el resultado final sea natural y la nariz quede en armonía con el resto de la cara.

Además, se realizarán unas fotografías de la nariz antes de la intervención para poder estudiar y planificar la cirugía y tras la operación para que el paciente vea los resultados.

Se informará también al paciente de cómo se realizará la operación, la duración de esta, el postoperatorio y la duración de los resultados.

Además, antes de entrar al quirófano y realizarse la rinoplastia es necesario seguir las recomendaciones del cirujano y dejar ciertos medicamentos, no ingerir alcohol, no fumar y es muy importante mantener una alimentación saludable.

¿Cómo es la operación de la rinoplastia?

El objetivo de someterse a una rinoplastia es mejorar el aspecto físico y mejorar la función respiratoria de la nariz. En Clinica Dasha analizamos cada paciente detenidamente y personalmente, dando una solución adecuada para cada tipo de nariz y rostro.

La operación de la rinoplastia consiste en modelar la nariz hasta conseguir la forma y el tamaño deseado. También se llama rinoplastia a la corrección del tabique nasal para mejorar los problemas respiratorios.

La rinoplastia se realiza siempre en quirófano, dentro de un hospital. Normalmente, se permanece en el hospital la primera noche tras la cirugía, dándose el alta al paciente al día siguiente.

La rinoplastia puede realizarse bajo anestesia local más sedación, o lo que es más frecuente, con anestesia general, dependiendo de la complejidad de la cirugía y de las preferencias del cirujano. Si se realiza con anestesia local más sedación, el paciente se siente relajado y la nariz y sus alrededores están insensibles al dolor. Si se realiza con anestesia general el paciente está dormido durante la operación.

Una rinoplastia suele durar entre 1 y 2 horas, aunque en casos complejos puede llevar más tiempo. La rinoplastia no es una cirugía dolorosa.

Durante la cirugía, la piel de la nariz se separa de su soporte, compuesto por hueso y cartílago, que es esculpido con la forma deseada. Finalmente la piel es redistribuida sobre este nuevo soporte.

Existen dos tipos de procedimientos para realizar una rinoplastia, dependiendo del paciente y del cirujano plástico, se realizará de una manera u otra.

  • Rinoplastia cerrada: es el procedimiento más utilizado por los especialistas. El cirujano realiza la operación desde dentro de la nariz, haciendo unas pequeñas incisiones en el interior de los orificios nasales. La rinoplastia cerrada está indicada para casos que no requieran dificultad, por ejemplo, reducciones de dorso o para estrechar la punta nasal. Suele gustar más ya que no deja cicatriz visible.
  • Rinoplastia abierta: está indicada sobre todo para los casos más complejos, donde se necesite mayor visibilidad para realizar cambios. En este tipo de operación se realiza una pequeña incisión en la columela, de manera que se levanta la piel y se pueden ver bien los cartílagos y los huesos.

Cuando se completa la cirugía, se coloca una escayola de yeso u otro material, que ayudará a mantener la nueva forma de la nariz y para evitar golpes. Esta férula se retira a los 10 días aproximadamente. También se colocan tapones nasales en ambos orificios para evitar el sangrado y estabilizar el tabique nasal.

Postoperatorio de la rinoplastia

Tras realizarse la rinoplastia es importante que el paciente siga las recomendaciones del doctor, para que los resultados sean óptimos y no haya complicaciones posteriores.

El doctor recetará los medicamentos necesarios para disminuir el dolor y para que las zonas inflamadas desaparezcan de forma más rápida.

Es importante que tras la intervención y durante al menos un día se mantenga la cabeza elevada. De esta manera evitaremos que se produzcan hemorragias.

Cuando se completa la cirugía, se coloca una escayola de yeso u otro material, que ayudará a mantener la nueva forma de la nariz. También se colocan tapones nasales en ambos orificios para evitar el sangrado y estabilizar el tabique nasal

Como en la mayoría de las operaciones, se recomienda no fumar durante la recuperación para facilitar la cicatrización y mejorar por tanto los resultados.

Otras de las recomendaciones habituales son no mojar la nariz, evitar la exposición al sol, mantener una dieta sana y mantener reposo sin hacer ejercicio durante al menos unos días tras la operación.

Normalmente el paciente puede realizar una vida normal después de uno o dos días de la intervención, excepto aquellas actividades que requieran esfuerzo físico.

Resultados de la rinoplastia

Durante los primeros días después de la cirugía y tras retirar el vendaje de la nariz, puede que se observe la zona inflamada, hinchada y también con algunos hematomas. Tras esto, es fácil olvidarse de que nuestro aspecto va a mejorar y muchos pacientes pueden sentirse algo deprimidos, es un sentimiento normal. Lo habitual es que estos síntomas desaparezcan tras unos días.

Día a día el aspecto mejorará y el paciente comenzará a ver resultados y a sentirse más contento. En 1 ó 2 semanas, no parecerá que la persona se haya sometido a una cirugía.

El resultado se irá viendo con el paso de los días y la bajada de la inflamación. La mejoría es progresiva y gradual, aunque es habitual que un mínimo hinchazón puede mantenerse, sobre todo en la punta, durante unos meses.

El resultado definitivo de la rinoplastia normalmente se obtiene en 1 año aproximadamente.

¿A partir de qué edad es recomendable realizarse una rinoplastia?

Es recomendable someterse a la intervención de la rinoplastia una vez ha finalizado el desarrollo de los huesos de la cara, que normalmente es alrededor de los dieciséis años. Se recomienda esperar ya que nuestra cara puede presentar cambios con el desarrollo.

Cada paciente y caso es personal con lo que es importante consultar a un especialista antes de someterse a la operación.

Además de ser mayor de dieciséis años, es importante que la persona tenga buen estado de salud para evitar complicaciones.

Duración de los resultados de la rinoplastia

Los resultados definitivos de la rinoplastia se pueden apreciar tras un año de la operación. Una vez esperado ese periodo y todo haya cicatrizado correctamente, se podrá observar el resultado final. Es una de las intervenciones donde los pacientes quedan mas satisfechos.

¿Quedan cicatrices tras la rinoplastia?

La existencia de cicatrices dependerá del tipo de operación realizada. En la rinoplastia cerrada no quedan cicatrices ya que se realiza de manera interna y no se ve. La rinoplastia abierta deja una cicatriz, muy pequeña, prácticamente invisible ya que esta en la columela.

¿Es posible llevar gafas tras la rinoplastia?

Tras la intervención no es recomendable tocar el puente nasal, por lo que al menos durante un mes se debe evitar el uso de gafas.

¿Cuándo podré volver a la rutina habitual?

Tras la rinoplastia se recomienda estar unas horas en reposo total, lo que implica pasar al menos una noche en el hospital. Al siguiente el paciente puede volver a casa y debe mantener reposo para facilitar la recuperación y evitar hemorragias.

Aunque depende de cada paciente y de cada operación, normalmente, la persona podrá volver a hacer vida normal e incorporarse a su puesto cuando se le retira la férula, siempre y cuando no se realicen esfuerzos físicos, no haya una exposición directa y por un tiempo prolongado al sol y no se usen gafas.

Para hacer deporte se recomienda esperar aproximadamente un mes, para que la zona afectada no se resienta y para que la respiración sea completamente fluida. Una vez pasado este tiempo, se podrá recuperar la actividad física pero siempre con precaución, evitando todos los deportes de contacto y de alta intensidad durante algo mas de tiempo y tras consultar con el médico.

Riesgos tiene la operación de rinoplastia

La rinoplastia no suele presentar muchos riesgos si se realiza de forma profesional por lo que tener complicaciones con esta operación es muy poco frecuente.

Podría producirse una infección o una hemorragia o sangrado mayor del normal. En este caso se pondría un taponamiento nasal. En el caso de que se observe alguna irregularidad o asimetría en la nariz, se arreglaría con un retoque.

¿Cómo obtener más información sobre la rinoplastia?

Si desea más información, recomendación de nuestros especialistas o desea obtener presupuesto sin compromiso sobre la rinoplastia o sobre cualquiera de nuestros tratamientos, puede contactar con nosotros a través de nuestra página web https://www.clinicadasha.com rellenando el formulario. También podemos llamarle de forma gratuita, puede contactar cuando desee a través del teléfono 900 902 790, desde cualquiera de nuestras redes sociales, mediante correo electrónico o en cualquiera de nuestras clínicas personalmente y nuestro equipo estará encantando de atender su consulta.

En nuestra clínica Dasha disponemos de los mejores especialistas, productos y técnicas proporcionando a todos nuestros pacientes los mejores resultados y quedando la mayoría de ellos altamente satisfechos.

La rinoplastia es la cirugía que modifica la forma de la nariz, y es uno de los procedimientos quirúrgicos más frecuentemente realizados en cirugía plástica.

La rinoplastia puede disminuir o aumentar el tamaño de la nariz, cambiar la forma de la punta o del dorso, estrechar los orificios nasales o cambiar el ángulo entre la nariz y el labio superior. También corrige los problemas congénitos, los traumatismos y algunos problemas respiratorios.

La rinoplastia se realiza siempre en quirófano, dentro de un hospital.

Normalmente, se permanece en el hospital la noche tras la cirugía, dándose el alta al día siguiente.

La rinoplastia puede realizarse bajo anestesia local más sedación, o lo que es más frecuente, con anestesia general, dependiendo de la complejidad de la cirugía y de las preferencias del cirujano. Si se realiza con anestesia local más sedación, el paciente se siente relajado y la nariz y sus alrededores están insensibles al dolor; con anestesia general el paciente está dormido durante la operación.

Una rinoplastia suele durar entre 1 y 2 horas, aunque en casos complejos puede llevar más tiempo. Durante la cirugía, la piel de la nariz se separa de su soporte, compuesto por hueso y cartílago, que es esculpido con la forma deseada. Finalmente la piel es redistribuida sobre este nuevo soporte. Muchos cirujanos plásticos realizan este procedimiento desde dentro de la nariz, haciendo unas pequeñas incisiones en el interior de los orificios nasales; otros prefieren hacer una rinoplastia abierta, sobre todo para los casos más complejos, en la que se realiza una pequeña incisión en la columela.

Cuando se completa la cirugía, se coloca una escayola de yeso u otro material, que ayudará a mantener la nueva forma de la nariz.

También se colocan tapones nasales en ambos orificios para evitar el sangrado y estabilizar el tabique nasal.

Resultado

Durante los primeros días después de la cirugía, cuando la cara está hinchada y con hematomas, es fácil olvidarse de que nuestro aspecto va a mejorar y muchos pacientes pueden sentirse algo deprimidos; es un sentimiento normal.

Día a día el aspecto mejora y el paciente comienza a sentirse más contento. En 1 ó 2 semanas, no parecerá que usted se haya sometido a una cirugía.

La mejoría es progresiva y gradual, aunque un mínimo hinchazón puede mantenerse, sobre todo en la punta, durante unos meses.

El resultado definitivo se obtiene en 1 año aproximadamente.

Clínica Dasha Rinoplastia Alicante

¿TE PODEMOS RESOLVER ALGUNA DUDA? CONTACTA SIN COMPROMISO

Clínica a la que te diriges:

Deseo recibir ofertas exclusivas

TRATAMIENTOS RELACIONADOS

Tratamientos relacionados
PIDE TU CITA GRATIS

Clínica a la que te diriges:

Deseo recibir ofertas exclusivas

CONTACTA CON DASHA