Contacta con nosotros por mail | info@clinicadasha.es

¿Cuánto ejercicio hay que hacer para alargar la vida cinco años?


Los beneficios del ejercicio para alargar la esperanza de vida están más que probados. Lo que no está tan claro es cuánto deporte y de qué tipo es necesario para conseguir beneficios significativos en la salud y la esperanza de vida. Un estudio que ha seguido durante décadas a miles de personas en Noruega aporta ahora algunas respuestas. El trabajo muestra que hay varias formas de conseguir resultados significativos, como reducir el riesgo de muerte en un 40% o aumentar la esperanza de vida en cinco años, todo dependiendo del tipo de ejercicio que se haga y cuánto.

El trabajo se basa en los estudios Oslo I y II, un seguimiento inicial de casi 26.000 hombres nacidos entre 1923 y 1932. Los participantes se sometieron a dos exámenes físicos a principios de los 70 y en 2000. Además, respondieron una encuesta indicando si, en su tiempo libre, no hacían actividad física, o si por el contrario esta era leve (andar o montar en bici), moderada (deportes y otras actividades al menos cuatro horas a la semana) o intensa (entrenamientos duros o deporte de competición). El estudio, publicado hoy en la revista médica BMJ, aporta los resultados correspondientes a 5.738 participantes que pasaron ambos controles y a los que los científicos siguieron durante 12 años más, hasta 2012.

Según el trabajo, media hora de ejercicio seis días a la semana, sin importar el tipo y la intensidad, reduce el riesgo de muerte por cualquier causa en un 40%, es decir, tanto como dejar de fumar. Menos de una hora de ejercicio vigoroso a la semana aporta un beneficio similar, según los resultados del trabajo detallados en un comunicado difundido por BMJ. Los hombres que hacían ejercicio moderado o intenso de forma regular vivieron cinco años más de media que los sedentarios.

Los hombres que hacían ejercicio moderado o intenso de forma regular vivieron cinco años más de media que los sedentarios

La relación entre ejercicio y vida ganada es tan clara que puede calcularse al minuto. I-Min Lee, médico del Hospital Brigham de Mujeres, en Boston, asegura que por cada 60 segundos de ejercicio se pueden ganar hasta siete minutos de vida, un ratio espectacular, según explicaba la doctora a la emisora WBUR. En un estudio que analizó a casi 700.000 personas durante una década, Lee y otros expertos mostraron que andar rápido durante 75 minutos a la semana alarga la vida casi dos años respecto a los sedentarios. Al igual que en el estudio de Oslo, a más actividad, más años de vida ganada, hasta el punto de que ser activo y mantener un peso adecuado aporta siete años más de vida comparado con los sedentarios y obesos.

En el estudio de Oslo, gracias al gran periodo de tiempo de seguimiento, se ha demostrado que los beneficios del ejercicio se pierden si se deja de hacerlo. Por ejemplo, los hombres que eran activos en los 70 y lo dejaron en 2000 tenían el mismo riesgo de muerte que los que nunca hicieron actividad física. Los que eran sedentarios en los 70 y comenzaron a hacer ejercicio en 2000, tenían un riesgo de muerte un 44% más bajo que los sedentarios.

Morir joven

“Lo más novedoso es que incluso personas que tenían entre 68 y 78 años hace 12 años obtienen un gran beneficio siendo moderadamente activos”, resalta Ingar Holme, experto en medicina deportiva del Hospital Universitario de Oslo y coautor del estudio. Holme señala que, basándose en lo visto en los estudios Oslo, los beneficios “comienzan con una o dos horas de ejercicio ligero a la semana o una de actividad intensa, por ejemplo, correr”. “Por lo que hemos visto, parece que se puede compensar con menos tiempo de ejercicio pero de alta intensidad, aunque esto habría que probarlo de forma apropiada con otro estudio”, añade.

¿CUÁNTO EJERCICIO DEBES HACER?

Mikel Izquierdo, un experto en medicina deportiva que no ha participado en el estudio, opina que “los resultados son muy interesantes y vienen a confirmar otros trabajos previos”. “A nivel científico, se tiene claro que los efectos del ejercicio son similares a los que puedan producir los medicamentos o incluso más sin apenas efectos adversos para la prevención de la enfermedad cardiovascular”, añade Izquierdo, que dirige el Departamento de Ciencias de la Salud de la Universidad Pública de Navarra.

A pesar de la “abrumadora evidencia”, estos beneficios no están social ni políticamente asumidos, opina Izquierdo. Es algo que también resalta Holme: “menos de la mitad de los europeos siguen las pautas de actividad física recomendables”.

Fuente : El País | http://elpais.com/elpais/2015/05/14/ciencia/1431613182_630621.html

correr

Clínica Dasha colabora en un proyecto de investigación con la Universidad de Alicante


En los últimos años se ha hablado mucho sobre los beneficios que nos aportará incluir  de forma específica en nuestra planificación el entrenamiento de fuerza en las carreras de mediofondo y fondo.

Clínica Dasha, la Universidad de Alicante y el instituto de educación secundaria Monastil de Elda estamos desarrollando un estudio sobre la influencia del trabajo de fuerza en las carreras de 10 kilómetros en atletas de iniciación.

El estudio está siendo realizado por Salvador García, Sergio Sellés (Investigadores docentes y colaboradores honoríficos), en colaboración con Roberto Cejuela, profesor titular, todos ellos del Departamento de Didáctica General y Didáctica Específica de la Facultad de Educación de la Universidad de Alicante.

Si bien sabemos que en disciplinas donde destacan los componentes de  fuerza/potencia/velocidad, el entrenamiento de fuerza es algo común e indispensable para sus practicantes, ¿Qué ocurre con las disciplinas de carácter aeróbico como son una carrera de 5 km o una maratón, cuyo principal factor limitante es la capacidad de transporte y utilización de oxígeno?

En la clínica DASHA estamos investigando sobre la posibilidad de incrementar nuestro rendimiento por medio del entrenamiento de la fuerza. Antes de nada, recordar que el principio de especificidad para cualquier deporte es fundamental en el rendimiento deportivo, el cual nos dice que, debemos entrenar las cualidades físicas en las condiciones concretas que nos demanda la competición.  Esto no quiere decir que para mejorar sólo haya que hacer entrenamiento específico, también debemos tener en cuenta cómo influyen los principios de multilateralidad (se refiere a que, a nivel general, el máximo desarrollo de una cualidad física sólo se consigue con una condición física general alta) y transferencia (hace referencia al efecto o influencia que provoca a corto, medio o largo plazo una actividad sobre otra posterior). El principio de multilateralidad, se dirige básicamente a practicantes que están iniciando una nueva disciplina deportiva, o deportistas más avanzados en períodos fuera de temporada. Para que entrenamiento de la fuerza conlleve una transferencia lo más positiva posible, la metodología de trabajo debe ser lo más específica posible para nuestro deporte.

Muchos practicantes de este tipo de disciplinas, como pueden ser corredores, sobre todo amateurs, no son conscientes de la importancia que supone la inclusión de este tipo de entrenamiento, dentro de sus sesiones.

Esta desvinculación con el entrenamiento de fuerza, se debe frecuentemente a que algunos temen que aumentarán su masa muscular, o que los levantamientos pesados reducirán su capacidad aeróbica y por lo siguiente les hará ser más lentos. Estos miedos tienen su lógica, ya que como todos sabemos, el entrenamiento con pesas tiene como resultado un aumento de masa muscular, y además, puede reducir en cierta medida nuestra capacidad aeróbica. Estas adaptaciones sólo ocurrirán si mantenemos durante un largo periodo de tiempo (meses) este tipo de sesiones, por lo que al incorporar el entrenamiento de fuerza a nuestra planificación, debemos procurar que sean períodos de tiempo más cortos y bastante separados entre sí (alrededor de cuatro semanas). Con esto obtendremos adaptaciones principalmente neurales, aunque existirán pequeñas variaciones fisiológicas pero que no van a repercutir de forma notable.

A pesar de que en muchos casos sigue existiendo ese cierto temor a introducir “la sala de pesas” en la planificación, existen otros muchos deportistas de resistencia, y cada vez más, que buscan una reducción en mayor o menor medida el volumen de entrenamiento y un  aumento en la calidad (intensidad) y el trabajo de fuerza (de forma más genérica, en la sala de pesas, o de forma más específica, con escaleras, cuestas, lastres…).  Esto se ve en deportes como el Triatlón, disciplina que ha experimentado un gran crecimiento en los últimos años.

atletismo

¿Sabías que las personas que practican un deporte son más optimistas y felices ante la vida que el resto?


fotonoticia_20130708142732_510Diversos estudios coinciden y demuestran que practicar algún deporte potencia el optimismo y aumentan el rendimiento intelectual. Las personas que practican un deporte son mucho más alegres y felices ante la vida y reúnen más cualidades para afrontar la crisis de mejor manera.

La Fundación Marcet, escuela de fútbol presente en 25 países, afirma que el deporte reduce los niveles de ansiedad liberando tensiones y superando buena parte del estrés. Al mismo tiempo se generan endorfinas, las creadoras naturales de la felicidad.

Por otro lado, la Universidad de Chicago afirma que quienes practican algún deporte pueden ser más felices e intelectualmente más dotados que aquellos que no desarrollan ninguna práctica deportiva.

En España un estudio de OCU-Salud argumenta que quienes practican un mínimo de 2 horas semanales a hacer ejercicio mejoran su bienestar personal, siendo Andalucía, con un 56% de su población es la comunidad que más practica deporte, por detrás le siguen Castilla y León con un 45%, Catalunya y País Vasco con un 39%, Galicia con un 43%, Aragón con un 41%, Madrid 38%, Murcia un 24% y Canarias con un 11%.

La insólita cifra de 6.202.700 desempleados según la Encuesta EPA del último trimestre y una tasa de desempleo que ya supera el 27,16% configuran un peculiar panorama dónde hay millones de ciudadanos con poco empleo, pero a la vez con mucho tiempo libre. Es así como el deporte se consolida como la válvula de escape preferida por decenas de miles de españoles para afrontar la crisis y llenar el tiempo libre en verano.

El deporte liberta el estrés y la electricidad estética acumulada en el cuerpo. Las personas que practican un deporte previenen la obesidad y tienden a eliminar el dolor de manera natural. En este sentido distintas instituciones corroboran el fenómeno.

En verano los hombres suelen decantarse por deportes como la natación, el fútbol o el jogging mientras que la mujer suele preferir el yoga, pilates o fitness.

Y es que las experiencias dentro del mundo del deporte ayudan a mejorar mucho a las personas, no tan sólo en lo deportivo, sino también en lo humano y lo referente a la salud, afirma Pedro Marcet, Director Pedagógico de la Fundación Marcet, organización que promueve los valores pedagógicos a través del deporte.

¿Practicas algún deporte que te libere del estrés del día a día?

FUENTE: http://www.europapress.es/chance/tendencias/noticia-personas-practican-deporte-son-mas-optimistas-felices-vida-resto-20130708142732.html

 

Realizar una correcta actividad física reporta aspectos positivos para nuestra salud


La vinculación entre el deporte y la salud y los beneficios que ello reporta al organismo, han sido objeto de debate para diversos expertos en el primer simposio de ‘Actividad física, hidratación y salud’ organizado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) –con la colaboración de Coca-Cola– celebrado en el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Sevilla, dado que los beneficios de practicar una correcta actividad física no sólo interesan a los expertos, sino también a los ciudadanos de a pie.

La doctora jefa del servicio de Medicina, Endocrinología y Nutrición del Centro de Medicina del Deporte del Consejo Superior de Deportes, Nieves Palacios, ha explicado en la reunión que existen claras evidencias de la mejoría de la salud cuando se practica deporte. “Existen numerosas evidencias científicas que reconocen el ejercicio físico como una importante medida terapéutica, ya que mejora el control de la tensión arterial, el perfil lipídico, la glucosa en sangre, potencia la masa muscular y aumenta el contenido mineral óseo, entre otros efectos, con la consiguiente mejora de la salud ósea, muscular y cardiovascular”, ha aclarado.

Por su parte, el presidente de la Federación Española de Medicina del Deporte (FEMEDE), y también participante en el simposio, el doctor Pedro Manonelles, cree que los beneficios que se obtienen con la actividad física en todos los grupos de edad “son muchísimos” ya que tiene efectos sobre “prácticamente todos los sistemas orgánicos”, desde el cardiovascular, osteomuscular, las funciones cognitivas e incluso puede prevenir algunas enfermedades.

LA ALIMENTACIÓN E HIDRATACIÓN, FUNDAMENTALES.

La coordinadora de este encuentro y directora del grupo de Inmunonutrición del Instituto de Ciencia y Tecnología de los Alimentos del CSIC, la profesora Ascensión Marcos, considera fundamental la actividad física diaria y un control tanto personal, como de la familia y los médicos. “Es necesaria la práctica de actividad física diaria unida a una correcta alimentación e hidratación, algo para lo que se debe realizar un esfuerzo conjunto entre la familia, los docentes y el personal sanitario especializado, de forma que podamos realizar un abordaje multifactorial del problema”, ha expuesto en el simposio.

Además y según añade esta experta, “no existen alimentos buenos y malos, sino dietas más o menos adecuadas”. También ha señalado que llevar una vida saludable incluye “un cambio en nuestros hábitos de vida, como incorporar a nuestro día a día la práctica regular de actividad física”.

Un aspecto muy importante también a tener en cuenta a la hora de practicar deporte es la hidratación. La doctora Palacios ha asegurado que durante este tipo de actividades “se pierden agua y electrolitos con el sudor y se gasta el glucógeno muscular”. También ha recalcado la importancia de tomar una bebida adecuada, la cual debe tener tres objetivos fundamentales. “Que reponga el agua perdida para evitar la deshidratación, el sodio perdido y que aporte una cierta cantidad de hidratos de carbono que mantengan una concentración adecuada de la glucosa en sangre”, ha afirmado.

Por último, el doctor Manonelles comenta sobre la importancia de mantener una buena hidratación que la sed es un mecanismo por el que nuestro cuerpo “nos avisa que ya está deshidratado”. Además, ha asegurado que cuando realicemos deporte es imprescindible “planificar una hidratación correcta antes, durante y después”.

Fte: http://www.europapress.es/salud/estetica/noticia-realizar-correcta-actividad-fisica-reporta-aspectos-positivos-salud-20131108114706.html

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies