Se trata de un tratamiento estético para reafirmar la piel. Se pueden llevar casi a cualquier zona del rostro y cuerpo que necesite un plus de vitalidad y tonificación.
¿En qué consisten los hilos tensores?

Como su nombre indica, se trata de unos hilos tensores hechos de polidioxanona (PDO) que, introducidos bajo la piel, estimulan la producción de colágeno y fibroblastos.

Estos hilos están más que probados: son los mismos que se usan como material de sutura en cirugía general y que son reabsorbidos por el organismo en cuestión de unos meses.

La aplicación del tratamiento es sencilla

tras una anestesia local, en forma de crema, se insertan los hilos a través de una finísima aguja. Como si nos estuvieran cosiendo, el hilo se introducirá por un orificio de la piel y saldrá por otro. Luego se corta y… ¡voilà! El hilo tensor se queda dentro.

Cómo funciona

el organismo, que recibe a estos hilos tensores como cuerpos extraños, crea (de forma natural) un tejido de soporte alrededor de ellos debido a la producción de colágeno y fibroblastos.

Los resultados se ven a las tres semanas del tratamiento, sigue mejorando con el tiempo y alcanza su plenitud a los 3 meses. La duración del tratamiento es, aproximadamente, de 1 año.

Resultados

Mejora la flacidez y hace que la piel tenga un aspecto más descansado. «Es un tratamiento que previene en un 50% y restaura en otro 50%».

¿Contraindicaciones?

Prácticamente ninguna, sólo no someterse a tratamientos de radiofrecuencia y ácido hialuróinico. El resto de tratamientos estéticos son perfectamente compatibles.

¿Efectos secundarios?

Mínimos:

puede haber ligero edema, enrojecimiento de la piel o algún hematoma, pero la paciente puede hacer su vida normal de forma inmediata.

The beautiful girl stands near walll with leaves

CONTACTA CON DASHA
PIDE TU CITA




Clínica a la que te diriges:

Deseo recibir ofertas exclusivas

Abrir chat
1
!Hola! ¿Podemos ayudarte en algo desde Dasha?
Powered by