Abdominoplastia (reduce tu abdomen)

  • Financiación a tu medida, hasta 60 meses.
  • Te mostramos el antes y después de tu cirugía con Crisalix (REALIDAD VIRTUAL)
  • Nuestros cirujanos pertenecen a la Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (SECPRE)
  • Con la garantía de los laboratorios Allergan

Abdominoplastia

  • Abdominoplastia (reduce tu abdomen)
  • Financiación a tu medida, hasta 60 meses.
  • Te mostramos el antes y después de tu cirugía con Crisalix (REALIDAD VIRTUAL)
  • Nuestros cirujanos pertenecen a la Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (SECPRE)
  • Con la garantía de los laboratorios Allergan

Lifting de muslos

Cuando los músculos del abdomen no tienen suficiente fuerza, su debilidad facilita que los órganos interiores de la cavidad abdominal se dispongan hacia delante, configurando la famosa “curva de la felicidad”. Si una dieta o el ejercicio constante no logran llevar el abdomen a su sitio original, la única forma de reducirlo es a través de la cirugía de abdomen: Abdominoplastia.

No debe confundirse con una liposucción (la cirugía estética utilizada para eliminar depósitos de grasa), aunque su cirujano puede optar por realizar la liposucción como parte de la intervención de abdominoplastia. Se trata de una operación que no sustituye el ejercicio ni una dieta sana y equilibrada.

Generalmente, el mejor candidato es cualquier persona mayor de edad, hombre o mujer, en buena forma física, con un nivel de obesidad pequeño y en el caso de ser mujer que no tenga planificado tener más embarazos. Si usted es una mujer que todavía está planteándose tener hijos, entonces deberá aplazar la intervención.

Es una intervención eficaz al combinar en una sola operación la recolocación de los músculos abdominales y la eliminación del exceso de grasa y piel.

Introducción: Abdominoplastia

Una de las zonas del cuerpo más afectadas por la acumulación de grasas es el abdomen. Cuando los músculos del abdomen no tienen suficiente fuerza, su debilidad facilita que los órganos interiores de la cavidad abdominal se dispongan hacia delante, configurando la famosa “curva de la felicidad” impidiéndonos conseguir una figura fuerte y robusta.

El embarazo, la edad, la mala alimentación, así como no realizar ejercicio, conlleva a que el abdomen apenas tenga tono muscular y se acumule más grasa en la zona. Si una dieta o el ejercicio constante no logran llevar el abdomen a su sitio original y mejorar la apariencia física, la única forma de reducirlo es a través de la cirugía de abdomen: Abdominoplastia.

antes-des2

¿Qué es la abdominoplastia?

La operación de abdominoplastia ó de abdomen es una intervención quirúrgica, dentro del campo de la cirugía estética corporal y que consiste en corregir y reducir la piel del abdomen, donde había flacidez y grasas acumuladas.

Cuando realizamos la abdominoplastia, realizamos la reconstrucción de la pared abdominal, eliminando el exceso de grasa, de piel y reconstruyendo los músculos con el objetivo de mejorar la apariencia del abdomen y de la zona de la cintura proporcionándonos una nueva figura corporal con un aspecto más esbelto y fino.

¿Para quién se recomienda la abdominoplastia?

Generalmente, el mejor candidato es cualquier persona mayor de edad, hombre o mujer, en buena forma física, sin hábito de fumar, con un nivel de obesidad pequeño y en el caso de ser mujer que no tenga planificado tener más embarazos. Si usted es una mujer que todavía está planteándose tener hijos, entonces deberá aplazar la intervención.

Hay varias condiciones que se deben cumplir para saber si es recomendable o no realizarse la abdominoplastia. Es importante tener en cuenta que el objetivo es recuperar firmeza eliminando la piel sobrante, no adelgazar.

 

Candidatos aptos para realizarse la abdominoplastia:

 

  • Personas que tienen un exceso de peso ligero y que desean reducir la grasa que cubre sus músculos abdominales.
  • Personas con buen estado de salud y flacidez natural en la zona abdominal que no son capaces de reducir la grasa abdominal a través de la alimentación y el ejercicio y que desean un abdomen fuerte, una figura atlética, así como sentirse mejor consigo mismo.
  • Mujeres que tras dar a luz tienen un vientre desformado y no son capaces de recuperar la figura. En estos casos la zona se encuentra más débil de lo normal.
  • Personas con fuerza de voluntad para poder mantener la forma física tras la intervención.

¿Cuáles son los tipos de abdominoplastia?

No todas las operaciones de abdominoplastia son iguales, dependiendo de las características de cada paciente, del tejido involucrado, de la necesidad de cada paciente y de la finalidad se realizará un tipo de intervención u otra. Esto será determinado por el cirujano experto que habrá realizado un estudio previo e indicará cuál es el procedimiento más idóneo.

Entre las más comunes encontramos:

  • Miniabdominoplastia sin desinserción umbilical
  • Miniabdominoplastia con desinserción umbilical
  • Abdominoplastia con cicatriz vertical
  • Abdominoplastia en flor de Lis
  • Abdominoplastia clásica
  • Abdominoplastia con extensiones laterales
  • Abdominoplastia circunferencial
  • Abdominoplastia inversa

Pre operatorio abdominoplastia

La abdominoplastia es una intervención que requiere de un pre operatorio. Esto va a influir de manera esencial en la recuperación del paciente y se debe empezar desde el momento que el cirujano da las recomendaciones.

Entre las indicaciones poder evitar o minimizar los riesgos en la intervención podemos encontrar las siguientes:

  • Seguir una alimentación saludable que contenga verduras, frutas, legumbres, proteína animal y vegetal, cereales para fortalecer el sistema inmune. Es importante que no se consuman en exceso alimentos que contengan vitamina E y ajo.
  • Realizar ejercicio físico de manera regular y dentro de una rutina diaria, para fortalecer los músculos y acelerar el metabolismo naturalmente.
  • Dejar de fumar para evitar hemorragias y otras complicaciones.
  • Mantenerse hidratado. Esto ayuda a que los órganos funcionen correctamente.
  • Evitar tomar de ciertas medicaciones. Si está tomando alguna medicina por enfermedad debe consultar e informar a su cirujano previa operación. Hay determinadas medicinas como la aspirina, la vitamina E, los anticoagulantes y los anticonceptivos que pueden ocasionar complicaciones.

¿En que consiste la operación de abdominoplastia?

La abdominoplastia no debe confundirse con una liposucción (cirugía estética utilizada para eliminar depósitos de grasa), aunque su cirujano puede optar por realizar la liposucción como parte de la intervención de abdominoplastia.

Se trata de una operación que no sustituye el ejercicio ni una dieta sana y equilibrada. Es una intervención eficaz al combinar en una sola operación la recolocación de los músculos abdominales y la eliminación del exceso de grasa y piel.

Como en todas la operaciones, es primordial realizar un diagnóstico adecuado a la situación del paciente, y de esta manera de terminar el tipo de cirugía que se va a realizar, y la zona a intervenir.

La abdominoplastia es una  intervención de duración de unas 2-5 horas, dependiendo de cada caso y de cada persona. La intervención requiere normalmente de una anestesia general, pero en ocasiones, solo se requiere de anestesia epidural.

Se requieren de una serie de cuidados anteriores a la operación y también tras la intervención.

La operación en sí, consiste en una incisión en la zona entre el vientre y el pubis, hasta las caderas. La incisión será mayor o menor según el exceso cutáneo del paciente. Esto dará al medico accesibilidad a los músculos abdominales y al tejido graso. La disección será siempre superficial al plano muscular y generalmente habrá que despegar hasta el reborde de las costillas para así poder trabajar después el plano muscular.

Tras la incisión se tensan los músculos y se realiza la reparación de las hernias, si hubiera. Después, la piel despegada se baja, con una tensión moderada  y  se coloca la piel en una posición óptima devolviéndole la función que han perdido al distenderse y por último, se extirpa la parte de grasa sobrante.

Una vez que se han reparado los músculos y se ha tensado la piel, se hace una pequeña incisión alrededor del ombligo de unos 2 cm para dejarlo profundo  y para que quede en una bonita posición y bien definida, con poca grasa y sobre una piel tersa.

Tras eliminar la grasa y colocar los tejidos, se sutura la zona intervenida, vendando la zona, para así evitar infecciones.

Postoperatorio abdominoplastia

El postoperatorio es molesto, como cualquier operación de este calibre, especialmente al realizar movimientos.  Al principio, habrá inflamación y es normal sentir algo de dolor. Es importante tener reposo al principio y se pueden tomar analgésicos y antibióticos para aliviar el dolor.

Tras la operación, quedarán algunas cicatrices. Dependiendo de la persona y la operación pueden estar alrededor del ombligo, en área por encima de la zona púbica, en el abdomen y a ambos lados de las ingles Estas marcas se curarán con el paso del tiempo, dependiendo de la tendencia cicatricial de cada persona y de los cuidados del paciente. Es recomendable en determinadas situaciones consultar al cirujano para que realice revisiones y controles de estas.

La cicatriz del abdomen suele ser bastante extensa, pero normalmente  por su localización queda oculta bajo la línea del bikini, y no se ve. Además, su color rojizo ira desapareciendo y reduciéndose hasta un color blanquecino en un periodo de entre 5 meses y un año.

Además la zona tratada tras la intervención quedará un poco inflamada y con ciertas molestias. Normalmente es necesario un tiempo de hospitalización de 2 o 3 días, dependiendo del tipo de intervención. Para poder obtener el alta, el cirujano revisará las heridas y cicatrices y pondrá una faja elástica especial de presoterapia, imprescindible para que se adapten bien los tejidos.

En ocasiones, se suele realizar una analítica tras la cirugía para evaluar la pérdida de sangre. Si es necesario o hay una anemia leve o moderada se tratará con el hierro y vitaminas. También y de manera excepcional, hay ocasiones donde se realiza una trasfusión de sangre.

Proceso de recuperación de abdominoplastia

La recuperación tras el tratamiento de abdominoplastia, es de una o dos semanas de tiempo medio. Es importante tener especial cuidado en esa zona a la hora de movernos o lavarnos, intentando no realizar movimientos que provoquen tensión en la zona de la cicatriz en el abdomen, y seguir las indicaciones del cirujano.

No podremos hacer vida normal los primeros días tras la intervención, recomendando no caminar erguido, no subir peso y  además se recomienda esperar al menos un mes para comenzar a hacer ejercicio, deportes  o una rutina de ejercicios normal. Todo ellos para no poner en riesgo los resultados óptimos de la operación

Los puntos de sutura externos se retirarán durante la primera semana y los internos en 3 semanas aproximadamente. Los tiempos indicados, son tiempos estimados de recuperación ya que cada recuperación dependerá de cada paciente y de cada operación.

El postoperatorio y la recuperación depende de la persona y de su forma física antes de la operación, por lo que es importante saber que la pre-operación (ejercicio y buena alimentación) y la post-operación influirán mucho en la celeridad de la recuperación completa.

Tras realizarse la intervención de abdominoplastia, es aconsejable no aumentar de peso excesivamente o quedarse embarazada, ya que esto empeoraría los resultados.

Además es importante tener en cuenta que la abdominoplastia no es un tratamiento para adelgazar, sino para corregir los excesos de piel y la grasa sin necesariamente tener un sobrepeso.

La abdominoplastia es una de las cirugías más segura y donde los resultados tras la operación son muy satisfactorios.

¿Cómo obtener más información sobre la abdominoplastia?

Si desea más información, recomendación de nuestros especialistas o desea obtener presupuesto sin compromiso sobre la operación de la abdominoplastia o de cualquiera de nuestros servicios, puede contactar con nosotros a través de nuestra página web, https://www.clinicadasha.com rellenando el formulario, podemos llamarle de forma gratuita, puede contactar cuando desee a través del teléfono 900 902 790, desde cualquiera de nuestras redes sociales, mediante correo electrónico o en cualquiera de nuestras clínicas personalmente y nuestro equipo estará encantando de atender su consulta.

¿TE PODEMOS RESOLVER ALGUNA DUDA? CONTACTA SIN COMPROMISO

Clínica a la que te diriges:

Deseo recibir ofertas exclusivas

TRATAMIENTOS RELACIONADOS

Tratamientos relacionados
PIDE TU CITA GRATIS

Clínica a la que te diriges:

Deseo recibir ofertas exclusivas

CONTACTA CON DASHA
  • WHATSAPP:
    601 428 237 (ELCHE)
    637 614 840 (ALICANTE)
    601 004 028 (GRANADA)
  • 900 90 27 90
  • info@clinicadasha.es